Historia de

Malloco Atlético

El cura párroco de Malloco, presbítero Gerónimo Alfaro González, estaba preocupado, pues no veía la forma de entretener a tanta juventud.  Las carreras a caballos o las peleas de gallos, no eran lo atractivo para aquellos parroquianos, ni accesibles ya para aquel tiempo.  En su constante misión pastoral y entregar buenos consejos, los escuchaba constantemente, hasta que le comentaron de un juego de pelota que los “gringos” habían traído a Valparaíso, juego que se practicaba masivamente en el Parque Cousiño en Santiago.  El padre Gerónimo viajó y aprendió las reglas del juego y entregó un espacio en la parroquia para practicar este nuevo deporte.  Fue tanto el éxito que incluso se conformó el Club Unión Obrera F.C. que sería el génesis de nuestra institución.  Pero transcurrido un tiempo, diversas problemáticas entre sus integrantes provocó que el padre Alfaro González tuviera que intervenir, llamando a una reunión a todos los miembros del equipo y todo aquel que quisiera participar del pueblo de Malloco. 

:Fue así como un 21 de mayo de 1913, en una oficina parroquial y frente a la imagen del Niño Dios se funda el Club de Deportes Malloco Atlético.  Su presidente fue elegido inmediatamente y el padre Gerónimo asumió con gusto y entusiasmo tan importante cargo.  Los colores se eligieron también, quedando el celeste y blanco, los mismos con los que se vestía al Niño Dios. 

Primer Directorio del Club Malloco Atlético

  • Presidente fundador: Don Gerónimo Alfaro Gonzalez
  • Vicepresidente: Don Fermín Castro Quiroz
  • Secretario: Don Guillermo Arregui
  • Tesorero: Don Julio Villarroel Vergara
  • Primer Director: Don José Luis Lira
  • Segundo Director: Don Exequiel Vidal Lira

Tras su fundación ingresó a la liga de la Victoria, agrupación perteneciente a la comuna de Santa Cruz de la Victoria, hoy Padre Hurtado.  Una vez que aquella liga desaparece, Malloco Atlético ingresa a la Asociación de fútbol de Talagante hasta mediados de los años 40.  El 15 de agosto de 1945 fue fundada la Asociación de Fútbol Peñaflor, ocasión que permite su traslado a la competencia comunal, en reglamentación ANFA.  Al destacarse por su sólida organización es invitado por ANFA para integrarse a las distintas competencias, actuando en la división de ascenso, división de honor amateur “DIVHA”, siendo uno de los fundadores del Regional Zonal Central, que luego pasó a llamarse cuarta división y hoy es tercera división B.  

Malloco Atlético tuvo destacadas participaciones en el Regional Zona Central logrando el título de Ascenso en 1964, participando desde 1956 a 1982, torneo que pasó a llamarse cuarta división, con nuevo formato y mejores opciones de ascenso.  Fue en este campeonato que encontró la gloria coronándose campeón el año 1996, bajo la presidencia de Luis Montero, la capitanía goleadora de Luis Pereira, la dirección técnica de Carlos Leyton y el famoso gol de oro de José Pérez, logrando el ascenso a tercera división del fútbol chileno.  Generaciones de Malloquinos fueron participes de estos planteles destacando jugadores como: Raúl Henríquez, Alex Dureaux, Luis Pereira, Manuel González, José Pérez, Francisco González, Pedro Martínez, Sebastián Zúñiga, etc.

Entre otras de las figuras deportivas que han pasado por Malloco Atlético de destacada trayectoria nacional e internacional, están Ronald Fuentes, Cristian Romero, Rodrigo Pinto, Raúl González, Víctor Torres, sin dejar de olvidar al gran “Malloco Pérez”, conocido por todos con gran cariño como “Pimienta Pérez”. Paralelamente, se disputaba en Peñaflor importantes encuentros con rivales como Tomás Bata, Peñaflor, Unión Balmaceda -clásicos de la zona-, entre otros, teniendo siempre destacados resultados.  El famoso regional era temido, ya que en diversas oportunidades llegaban a jugar a la serie de honor logrando buenos espectáculos de fútbol, incentivando además a sus rivales a tener muy competitivos planteles. 

En esta nutrida historia institucional, en 1942 bajo la presidencia de Alfonso Echeverría, el club con trabajo propio aportes de socios y ayuda de la comunidad, además del apoyo parroquial con la entrega de terrenos, logra construir su propio estadio, algo muy valorado por el pueblo, ya que logró a partir de ese momento desarrollar diversas actividades, no solo de fútbol, sino que también de otras ramas deportivas, sociales y culturales. 

Deportes como el básquetbol, el tenis, la rayuela, el boxeo, entre otros, destacaron como grandes experiencias en diversas épocas, como también la realización de semanas malloquinas y fiestas de las barras con actividades que motivaron la creación del Campeonato de los Barrios, un torneo de gran prestigio hasta nuestros días.  Estas iniciativas cobraron mucha fuerza y entusiasmo en la comunidad, y los dirigentes de la época, liderados por el presidente don Hernán Lira Mandujano y los organizadores de aquellas jornadas, se deleitaban con tantas muestras de alegría en torno a la cultura y las artes.  Don Danilo Escobar Valenzuela y don Mario Gutierrez Prado, siempre recuerdan con orgullo, tiempos inolvidables, sumando además la realización de desfiles y conmemoración de fiestas patrias.

La participación del club en tercera división solo dura un año, es hasta 1997 que se mantiene esta rama, puesto que por problemas económicos se decide su retiro.  La dedicación de sus dirigentes se entrega toda a las series sénior, cadetes y adultos, y la institución se suma a la nueva Asociación de Fútbol Independiente de Peñaflor (AFIP) que nacía finalizando la década de los noventa. 

Es en al año 2001 que se obtiene la primera estrella campeonato oficial general, logrando un título tan anhelado, ya que no se obtenía desde 1976. El presidente Sergio Soto Opazo se repetiría alcanzar la gloria con un nuevo título el año 2003, siendo parte de Malloco series famosas por sus excelentes jugadores.  El club deportivo demostraba cada campeonato posicionarse entre los primeros lugares, hasta que en el año 2006 y 2007 se obtiene un histórico bicampeonato de la mano del presidente Froilán Salas Galleguillos y equipos que sobresalieron con grandes actuaciones, además de una hinchada que logró estar presente siempre y en gran cantidad en cada presentación malloquina.

En el año del centenario 2013 José Díaz Sánchez, como presidente, levantó el trofeo de campeón general, siendo entonces un momento histórico, el que se recuerda como uno de los grandes acontecimientos en las celebraciones de un siglo de vida institucional, donde el pueblo entero, con diversas actividades celebró “Un Siglo de Historia”.  Una fiesta inolvidable, a la que asistieron más de 600 personas, entre autoridades, jugadores, socios, exdirigentes e hinchas en el restaurante Der Münchner de la comuna, siendo acogidos por la Sra Wilda Labarca e hijos, destacada deportista y socia malloquina, que dieron un realce inolvidable a tan importante acontecimiento, que nos comprometió para seguir trabajando por una eternidad de vida deportiva y social.   También se logró el título consecutivo del 2014, con una gran campaña y el presidente Díaz Sánchez junto a toda la institución celebró dichosamente estos magnos eventos.

El último campeonato en general, se logró el año 2015 y fue el presidente Ricardo González Oyarce, quien levantó la copa inédita de tricampeones, siendo este un logro único e inolvidable los clubes de AFIP, para los jugadores, dirigentes e hinchada.  Cada integrante de la institución se colgó la medalla de tricampeón y las celebraciones se trasladaron a las calles del pueblo, junto al campanazo de la iglesia del Niño Dios y la sirena de los bomberos de la 3ra compañía, dejando un recuerdo enorme de aquella estrella, logrando sumar siete (7) en la Asociación Independiente de Peñaflor y una cantidad impresionante de títulos de series individuales, convirtiendo a Malloco Atlético, en uno de los más grandes clubes de la comuna, provincia y de todo Chile. 

Cabe destacar la pasión y trabajo de los diversos directorios que ha tenido la institución en sus ya más de 100 años, con 30 presidentes que han liderado a grandes grupos de personas que lucharon por dejar legados en el Malloco Atlético y esto se ha visto en los logros deportivos y de infraestructura en el estadio “Hernán Lira Mandujano”, pero también en la obtención de proyectos con el Estado de Chile, que han permitido el desarrollo de importantes programas.

Destacamos la labor del expresidente Luis Pereira, que ya en su gestión logra el primer proyecto con una entidad del Estado, sistema de regadío y piscina acumuladora de agua para el mantenimiento de la cancha principal.  Esto abrió la puerta a grandes iniciativas que se fueron concretando en la presidencia de José Díaz Sánchez, con proyectos deportivos que abrieron las puertas del estadio de Malloco a la comunidad, participando en talleres de spinning, aeróbica y básquetbol, incluyendo un preuniversitario, otorgado por el Ministerio de Desarrollo Social. 

 

La continuación de estas iniciativas por parte del presidente Ricardo González Oyarce, sumaron además, proyectos otorgados por otras entidades gubernamentales, como los campeonatos de básquetbol a través de FONDEPORTE, el apoyo a la escuela de fútbol, y otras ramas deportivas, con proyectos con el Gobierno Regional y fondos como el 6% y el de Estadios Públicos, sumado a la obtención de cierres perimetrales, iluminación solar para el perímetro interno del estadio entre otras grandes obras.  Esto lo destacamos por la importancia que tiene, elaborar un proyecto, presentarlo a la entidad, adjudicarlo, ejecutarlo de buena manera y realizar las rendiciones como corresponde, y esto ha sido una tarea importante, pero principalmente eficiente por parte de nuestros dirigentes.

 El último proyecto con el Estado de Chile, fue otorgado a través del Fondo Protección Familiar (SERVIU), obra adjudicada e inaugurada por el presidente Sergio Soto Opazo, que permitió la remodelación de la multicancha con un moderno cierre perimetral, y un cambio de piso que permite trabajar diversos deportes.  

En este siglo de historia, no obstante, también se han vivido momentos difíciles para la institución, como la entrega del estadio propio a la municipalidad, o la destrucción del recinto deportivo que dio paso a la Autopista del Sol, también se ha visto a directorios con conflictos interno o malos resultados deportivos, entre otros.  Pero todas estas situaciones se han enfrentado con entereza y se ha salido adelante, así destacamos como cada equipo de trabajo ha aportado en las obras del estadio de Malloco, por ejemplo la construcción de la sede social, lugar tan importante y qué tanto trabajo desarrolló el presidente Sergio Soto Opazo, siendo partícipe de la construcción de servicio higiénicos, oficina presidencial y de reuniones.  Punto de encuentro de tantas generaciones, en las cuales el directorio presidido por don Luis Quiroz trabajó significativamente en los arreglos de su techumbre.

Destacamos también el aporte de la Parroquia Niño Dios de Malloco, sus sacerdotes, especialmente Agustín Lobos y José Gregorio Meza que donaron los terrenos para la construcción del estadio en diferentes periodos, y la relación complementaria con sus estamentos, hasta el día de hoy con el padre Félix Zaragoza.  Terrenos que en determinados momentos de la historia, los dirigentes y colaboradores trabajaron con mucho entusiasmo y determinación en la construcción de galerías, baños públicos, kiosco y el cierre perimetral.

En los últimos periodos, se lograron obtener importantes avances, con la modernización de los camarines, la ampliación del quincho y de entretención, se ampliaron también los servicios higiénicos públicos, como también la bodega de materiales y se instaló la gran malla contenedora de balones en el arco norte. Una de las obras más significativas se comenzó a construir en el año 2016, donde las galerías de madera pasaron a convertirse en galerías modernas y seguras de fierro y que llevan por nombre “Danilo Escobar Valenzuela” en homenaje al gran dirigente social y deportivo.

Estas obras han sido construidas gracias al aporte de cada malloquino y malloquina que ha trabajado, ya sea en el directorio de turno o como colaborador de este.  Agradecidos de cada uno, de sus deportistas, socios e hinchas, para seguir escribiendo nuestra gloriosa historia, esa que con tanto orgullo, debe sentir, el presidente Sergio Soto Opazo Q.E.P.D., quien nos dejara tristemente en el ejercicio de sus funciones, el 01 de junio de 2020, y al cual en estas líneas entregamos nuestro homenaje eterno hacia su persona y legado.

Finalizamos este breve pero significativo relato de nuestra historia, destacando a la primera mujer presidenta, Sra. Myriam Pérez Allendes, quien asumiera la conducción de la institución ante el fallecimiento del presidente en ejercicio.  La Sra. Myriam, se define como malloquina de corazón, que desde los 14 años viste los colores del Malloco Atlético, llevará los destinos del club, por los meses que restan del periodo 2018-2021, llamando a elecciones, según estatutos en marzo de 2021.